Calentamiento


 

El Calentamiento en los bailarines

Consiste en la ejecución de diversos ejercicios en los que están implicados los músculos y las articulaciones y cuyo objetivo primordial es preparar al cuerpo para lograr un mejor rendimiento físico, su finalidad es evitar cualquier contracción muscular o la lesión de alguna parte del cuerpo. La idea es que a través de estos ejercicios aumente la temperatura de los músculos.
Existen cuatro tipos de calentamientos:

  • Calentamiento general
  • Calentamiento específico
  • Calentamiento preventivo
  • Calentamiento dinámico
 
BALLET DE BARRANQUILLA - Calentamiento bailarines
 
El ballet es famoso por su estructura única. Distinguido por su balance, forma y técnica, requiere concentración total y fuerza, lo que lo hace uno de los bailes más difíciles de dominar.

Los ejercicios recomendados para calentar antes de una clase de Ballet son:
 

Ve a la barra

Comienza en la barra con piles simples. Párate en primera posición, con tus tobillos juntos, los dedos de los pies hacia afuera y coloca tu mano derecha sobre la barra. Levanta tu brazo izquierdo sobre tu cabeza y dobla ligeramente tu codo para formar un arco.
 

Calentamiento de tendones

Los ejercicios para tendones son altamente efectivos y rejuvenecen los músculos de las piernas y los preparan para el ejercicio. Siéntate en el suelo, une tus piernas y estíralas frente a ti. Inclínate lentamente hacia adelante manteniendo tu espalda recta hasta que tu cara alcance tus piernas. Sostén por 20 segundos y después relájate regresando a la posición inicial.
 
 

Abrirse de piernas

Conocido por definir los músculos interiores de los muslos y los tendones, abrirse de piernas aumenta la flexibilidad y alarga los músculos de las piernas. Comienza en una posición con las piernas abiertas.
 

Dedos de los pies y tobillos

Los dedos de los pies y los tobillos juegan un rol vital en el ballet proveyendo estabilidad y soporte para el cuerpo y para definir tus movimientos. Caliéntalos rotando tus tobillos hacia la derecha e izquierda. A medida que aumenta tu flexibilidad, flexiona y mantén los dedos en punta sosteniéndolos en cada posición por 3 o 5 segundos para aumentar la movilidad.